Lanzamiento de Laundry ID, un nuevo concepto de lavandería que facilita la inclusión laboral
El proyecto solidario usa la tecnología en lavanderías residenciales para facilitar la inclusión laboral de personas con discapacidad
11/05/2017
Lanzamiento de Laundry ID, un nuevo concepto de lavandería que facilita la inclusión laboral

El Centro de Innovación BBVA ha acogido este viernes 5 de mayo un acto para dar a conocer una interesante innovación en el campo de la tecnología. Se trata de “Laundry ID”, un sistema que elimina las pérdidas de ropa en servicios residenciales, producidas por errores en la clasificación y reparto de la ropa limpia, donde la ropa sucia de los residentes se mezcla para limpiarla. Laundry ID, simplifica la tarea y guía al operario en el trabajo de clasificación y reparto de la colada. Este proceso potencia la inclusión laboral de personas con discapacidad.

El proyecto es fruto de una estrecha colaboración entre Girbau, el Instituto de Robótica para la Dependencia, la empresa de tecnología Extra Software y la Universitat Rovira i Virgili y ha contado con la colaboración económica del Ministerio de Sanidad a través de las subvenciones con cargo al 0,07% del IRPF y de BBVA.

Laundry ID es un sistema para lavanderías de colectividades que facilita la inclusión laboral, gracias al software propio, que permite, a personas con discapacidad intelectual o enfermedad mental, clasificar la ropa sin error. Un sistema de guiaje por chips enciende una luz led inalámbrica durante el plegado de la prenda, indicando la cubeta donde debe situarse cada prenda de cada residente.

Se guía al trabajador en todos los pasos, adaptando todo el proceso a personas con discapacidad y creando nuevos puestos de trabajo para este colectivo con muchas dificultades de inserción laboral. Se mejora la calidad del servicio a los usuarios y familias, eliminando las pérdidas de la ropa de los residentes. También reducen los costes de gestión de la lavandería, dando acceso a bonificaciones públicas a la contratación de personas con discapacidad y de preparadores laborales.

Impacto Social

El acto ha contado con la participación del Secretario de Estado de Igualdad y Servicios Sociales, Mario Garcés y del Director General de Políticas de Apoyo a la Discapacidad, Borja Fanjul, quienes han querido apoyar esta iniciativa inclusiva, cuya realización ha sido posible gracias a las aportaciones a través de la x solidaria en la declaración de la Renta.

Por su parte, Mercè Girbau, Consejera Delegada de Girbau, ha mostrado la enorme implicación con el que empresa se ha volcado para con el proyecto por su enorme potencial de inclusión laboral.

En el 2015 en España había 1.774.800 personas en edad activa con discapacidad oficialmente reconocida (fuente: Odismet, el observatorio sobre discapacidad y mercado de trabajo en España). El 31,0% de la población activa con discapacidad se encontraba en situación de desempleo. La diferencia con la población sin discapacidad es de más de nueve puntos. La tasa de paro es mayor en mujeres que en hombres (31,1 frente a 30,9), a pesar de su menor tasa de actividad. La tasa de empleo de las personas con discapacidad en España fue del 23,4%, lo que supone casi tres veces menos que la tasa de personas sin discapacidad que para ese mismo año alcanzó el 60,9%.

Por otra parte, en el 2015 en España había 5.340 residencias de 3ª edad y aproximadamente 570 residencias de personas con discapacidad intelectual, que tienen la necesidad de reducir costes y mejorar el servicio a los usuarios. Laundry ID genera puestos de trabajo inclusivos en entornos ordinarios y por tanto da respuesta a una necesidad social muy importante en España, que es la inclusión laboral en entornos no protegidos, donde la inclusión es plena. Cada lavandería genera entre 3 y 4 puestos de trabajo, contratos de calidad para personas con discapacidad intelectual, enfermedad mental o física.

Como entidades sociales, las residencias verán incrementado su impacto social con la inclusión laboral de personas con discapacidad de su entorno cercano. También se mejora la calidad del servicio prestado a los residentes así como la eficiencia debida a la reducción del tiempo dedicado para la gestión de incidencias de ropa perdida. A medida que se incorporen personas con discapacidad, se produce un beneficio económico producto de las ayudas y subvenciones.