Cómo llevar un correcto mantenimiento de los equipos en una lavandería comercial

Son muchos los negocios que tienen la necesidad de conseguir que el lavado de la ropa que utilizan durante su actividad profesional sea impecable. Esto es muy importante si hablamos, por ejemplo, de restaurantes y hoteles donde tan importante es la imagen de los propios trabajadores como la de las sabanas, toallas, manteles, servilletas, etc. Así pues, ya sea en una residencia para mayores, un gimnasio, un centro de estética, o un alojamiento de turismo rural, el acabado que demuestran sus piezas de ropa se convierte en un valor añadido, a tener muy en cuenta, y que requiere de un especial control y gestión para tener siempre a punto el material necesario. Cualquier problema en la lavandería de alguno de estos establecimientos puede repercutir directamente en la imagen que el cliente se lleve de él.

Por eso, es de vital importancia llevar un correcto mantenimiento de todos los equipos como son las lavadoras, las secadoras o los equipos de planchado, ya que esto permite mantener un buen estado de los equipos, ahorrar tiempo y dinero y prevenir posibles problemas de funcionamiento. 

Hoy en el blog queremos dedicarle este post al mantenimiento, para aportar todo nuestro know-how en esta materia y ayudar a clientes y futuros clientes a conservar sus equipos bien cuidados.

Limpieza como pilar fundamental del mantenimiento

La limpieza es el primer pilar y el más importante a tener en cuenta cuando hablamos de mantenimiento. Por eso, las secadoras y las lavadoras, así como el resto de equipos, se tienen que mantener limpios regularmente. Hay algunos aspectos en los cuales hay que poner especial atención en función de cada máquina. Por ejemplo, en las lavadoras es importante la limpieza diaria de las juntas de las puertas para asegurar la estanqueidad y evitar posibles fugas de agua, y mantener limpios de forma periódica los filtros de entrada de agua para asegurar el correcto caudal y evitar, así, alargar los tiempos de llenado del bombo. Además, para aquellas que dispongan de jabonera manual, una limpieza regular prevendrá posibles atascos y presencias de mohos.

Para las secadoras hay que mantener una limpieza frecuente de los filtros de borra y en general de todos los conductos de extracción y palas de las turbinas, esto último también en el caso de las planchadoras, lo que asegurará una mejor corriente de aire y en consecuencia obtendremos un ciclo de secado más rápido y una menor acumulación de humedades.

Además, para cualquier máquina, es aconsejable mantener despejado y limpio el entorno del aparato lo que evitará fuentes de acumulación de humedades y suciedad que, a largo plazo, puede fomentar la oxidación de partes electrónicas, piezas de metal no protegidas, etc…

La seguridad como elemento de prevención

Otro aspecto a tener en cuenta cuando hablamos de mantenimiento es la seguridad. Los elementos y prestaciones que incluyen los equipos, en este campo, se tienen que revisar regularmente para garantizar que funcionan sin ningún tipo de problema y que están preparados o funcionando para asegurar la seguridad de los operarios o usuarios que utilizan las maquinas. Para ello, en el caso de las secadoras y las lavadoras hay que verificar semanalmente el funcionamiento tanto del paro de emergencia, como de la seguridad de apertura de la puerta; mientras que, en el caso de las planchadoras, este control pasa por revisar y verificar diariamente los dispositivos de protección de manos. 

En Girbau nos tomamos la seguridad muy en serio y por eso es importantísimo llevar un buen mantenimiento de las maquinas, lo que sirve tanto para asegurar su correcto funcionamiento y máxima durabilidad, como para comprobar que todos los mecanismos en materia de seguridad funcionan de forma correcta.

 

Mantenimientos preventivos

Por último, es importante recordar la importancia de llevar al día todos los mantenimientos preventivos recomendados y de hacerlos con un servicio técnico autorizado Girbau.

La larga experiencia y formación continua de los mismos le asegurará tener siempre los mejores consejos de mantenimiento para cambiar esa correa o esa entrada de agua a tiempo, avanzándose a un posible paro de la máquina.

Esto hará que podamos sacar el máximo partido a nuestros equipos y alargará su vida útil, funcionando correctamente, y ¡siempre a punto para darnos sus mejores resultados!



Usamos cookies para asegurarnos de brindarle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que lo acepta.