Lavandería autoservicio: un negocio que no te quitará demasiado tiempo

Lavanderia autoservicio: un negocio que no te quitara demasiado tiempo

Emprender un negocio como una lavandería autoservicio tiene numerosas ventajas y una de ellas, sin ninguna duda, es que tu dedicación será más baja que en otro tipo de negocios.

Es durante el proceso de apertura de la lavandería dónde más tiempo vas a emplear ya que tendrás que estudiar a la competencia, decidir la ubicación y el local, escoger la maquinaria más idónea, realizar un estudio de viabilidad o desarrollar una estrategia de marketing, entre otros. Es por ello que seguramente necesites contar con el asesoramiento de una agencia especializada durante todo el proceso de apertura para que no quede ningún cabo sin atar.

Sin embargo, una vez que has logrado cubrir todas las etapas necesarias y has abierto tu lavandería autoservicio, podrás obtener beneficios con un tiempo de implicación relativamente bajo.

¿Por qué tener una lavandería autoservicio implica poco tiempo de dedicación?

Todo negocio necesita un tiempo mínimo de implicación, y por supuesto una lavandería autoservicio no va a estar exenta de ello. Algunas de las funciones que tendrás que tratar serán las de solventar problemas o incidencias, controlar las cuentas, estar al día en los avances del sector y la competencia o pensar en la mejora del negocio y la implementación de servicios de valor añadido, pero aun así tu dedicación, dadas las características del tipo de negocio, no será muy alta.

Una lavandería autoservicio es prácticamente un negocio autogestionado o negocio autoservicio. La principal actividad es la del lavado y secado de la ropa por parte de los clientes y para ello no necesitan la ayuda de ninguna persona. Eso sí, es clave tener información clara y concisa de cómo funcionan los equipos para que el público no cometa errores o se sienta confuso. 

Otros servicios añadidos como pueden ser las máquinas de vending donde se ofrecen tanto productos alimenticios (café, refrescos, agua, snacks…) como productos útiles para lavar y/o secar (detergente, suavizante, guantes, bolsas…) tampoco necesitan tu presencia para funcionar y obtener ingresos. 

Por lo tanto, como propietario de una lavandería autoservicio podrás disfrutar de una serie de ventajas asociadas a ese escaso tiempo de dedicación que serían impensables en otro tipo de negocios. Vamos a ver algunas de ellas. 

Trabajar desde casa o a distancia.

Como hemos comentado, no es necesario estar presencialmente en la lavandería, simplemente tendrás que abrir y cerrar el local en su horario. Y, en el caso de querer ofrecer servicios añadidos para los que se necesita una asistencia presencial, siempre puedes contratar a un empleado/a y no ser tú quien desarrolle ese trabajo. 

Compaginar con otros negocios y/o trabajos.

Otra ventaja de no dedicar un tiempo excesivo a tu lavandería autoservicio, es poder desarrollar otros trabajos y/o gestionar otros negocios por lo que además de ser un negocio rentable, podrás incrementar tus beneficios compaginandolo con otras empresas y actividades

La Domótica. Dirigir tu negocio desde cualquier parte del mundo. 

La domótica y la tecnología mejora de forma continua, y en la actualidad te aporta posibilidades casi ilimitadas como propietario de una lavandería autoservicio. Algunas de las ventajas de las que te puedes beneficiar son conocer el estado de las máquinas en tiempo real, encender o apagar dichos aparatos e incluso añadir dinero a los mismos a distancia por si existe algún problema asociado con el pago.

Otro de los beneficios de implementar un servicio de domótica es que podrás controlar las finanzas de la lavandería a tiempo real, es decir, conocer la recaudación diaria, mensual, anual… de cada una de tus máquinas. 

Todas estas actividades las puedes realizar desde tu casa o desde cualquier lugar del mundo, a través de un ordenador, una tablet o un smartphone por lo que las facilidades aportadas por la domótica de una lavandería autoservicio son muy amplias y te permitirán un control muy exhaustivo desde cualquier parte.

Este tipo de facilidades las puedes obtener con un software de domótica diseñado para lavanderías. Desde Girbau hemos creado Sapphire, el software de domótica que permite a los propietarios de lavanderías autoservicio tener un control exhaustivo del funcionamiento del negocio, así como programar y gestionar diferentes aspectos del mismo desde cualquier parte del mundo.


Como puedes ver, una lavandería autoservicio no te quitará un tiempo excesivo y podrás combinarla con otras actividades y trabajos. Y no solo eso, sino que es uno de los negocios donde la tecnología juega un papel más importante tanto en la mejora de los servicios ofrecidos como en la comodidad y facilidad del propietario. Y en este ahorro de tiempo también te podemos ayudar desde Girbau, puesto que como tu proveedor tenemos la posibilidad de ofrecerte un servicio integral de asesoramiento y acompañamiento para reducir tu tiempo de dedicación tanto en el proceso de lanzamiento de la lavandería como en su día a día. 

Descarga infografía: el sector de las lavanderías en España



Usamos cookies para asegurarnos de brindarle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que lo acepta.