Cómo abrir
una lavandería
autoservicio

cesta lavandería autoservicio

Índice

Interior de una lavandería autoservicio de diseño cuidado

Te podríamos contar muchísimos motivos por los que lanzarse al mercado abriendo una lavandería autoservicio, pero el principal, es la ilusión. Ilusión por emprender, por tener tu propio negocio, por sacar la máxima rentabilidad y por mejorarlo con cada detalle porque hoy en día una lavandería puede ser lo que tú quieres que sea.

Otra razón de peso, es el buen estado del sector de las lavanderías en España. Según los últimos datos del sector, durante los años 2014- 2019, el sector se ha caracterizado por su estabilidad siendo las lavanderías autoservicios las principales impulsoras y responsables del crecimiento del mismo.

A lo largo de los años mencionados, tanto el número de lavanderías como la facturación total del sector ha crecido de forma relevante poniendo de manifiesto la salud de este tipo de negocio y el incremento de la demanda por parte de los consumidores.

Algunas de las claves de este crecimiento y éxito son la ubicación de los negocios, la implicación de los dueños, el desarrollo de una estrategia sólida y la elección de un buen proveedor que te acompañe y asesore durante el proceso de lanzamiento de tu lavandería autoservicio.

En este apartado destacamos en Girbau, siendo elegido por una gran mayoría de emprendedores como su proveedor de confianza.

Las lavanderías tienen que ofrecer soluciones a los clientes y ponérselo lo más fácil posible, pero también tienen que ser un espacio de creación e innovación donde poder aportar nuestro toque personal y obtener numerosas ventajas entre las que podemos destacar:


Alta rentabilidad


lavanderia autoservicio: negocio alta rentabilidad

Esta rentabilidad se refleja en los datos del sector que denotan un crecimiento continuo de este tipo de negocios, impulsado en parte por características como las siguientes:

Inversión inicial moderada

Que te permite desarrollar tu proyecto sin tener que solicitar préstamos muy elevados y tener una gran presión económica.

Rápido retorno de la inversión

Por regla general, entre 3 y 5 años es lo que tarda una lavandería autoservicio en recuperar la inversión realizada.

Gastos corrientes bajos.

Como veremos más adelante, los costes fijos y variables no suponen una cantidad desorbitada y pueden ser asumidos y recuperados con mayor facilidad y rapidez.

Tecnología.

Las innovaciones tecnológicas permiten el crecimiento y la mejora no solo del servicio ofrecido en la lavandería sino que ayudan a reducir tu tiempo de dedicación como propietario pudiendo gestionar y manejar dicha tecnología desde casa.


Poco tiempo de dedicación


Que te puede permitir desarrollar otros trabajos o gestionar otros negocios, así como poder disfrutar de más tiempo libre evitando dedicar todo tu tiempo al negocio.

Negocio sencillo.

Esta variable es clave a la hora de explicar el poco tiempo de dedicación requerido. En una lavandería autoservicio es el cliente el que realiza el proceso porque tú ya le estás ofreciendo una automatización completa para que no necesite la ayuda o el apoyo del factor humano.


Adaptación del servicio al usuario: puedes ajustar tu negocio a tu visión y a tu público.


Otra clave para decidir abrir una lavandería autoservicio es la flexibilidad que aporta y su naturaleza de adaptación a las necesidades del usuario.

Otra clave para decidir abrir una lavandería autoservicio es la flexibilidad que aporta y su naturaleza de adaptación a las necesidades del usuario.

En su propio servicio básico está ofrecer el lavado y secado de ropa a los clientes, ahorrarles tiempo y dinero, pero como valor añadido puedes adaptarte de muchas formas a tu público habilitando zonas de ocio o descanso, servicios adicionales como la recogida y entrega a domicilio o la disposición de máquinas de vending dentro del local tanto de productos alimenticios como de limpieza.

modelo 3d lavandería autoservicio

Queremos mostrar los beneficios e ilusión que puede suponer abrir una lavandería autoservicio, pero también esperamos que después de leer este contenido tengas claras las bases y las etapas que tienes que cubrir para conseguir el objetivo final de tener tu propia lavandería.

Veámoslo paso a paso:


Asesoramiento


En primer lugar, y muy importante, es asesorarse de manera correcta para tener una visión detallada de todo lo que se necesita para poder llevar a cabo el proceso.

En este punto es clave contar con alguien de confianza que pueda realizar un acompañamiento en todo momento puesto que el camino a seguir hasta finalizar el proyecto y poner en marcha el negocio es largo.

Como punto de partida necesitas un asesoramiento legal para conocer (si no lo haces ya) los requisitos necesarios que impone la administración pública para poder abrir y desarrollar la actividad en tu lavandería autoservicio.

Pero más allá de este punto inicial, en cada etapa del camino te surgirán dudas e irás requiriendo asesoramiento en:

  • La elección del local
  • El diseño de los planos
  • La compra de maquinaria
  • La realización de un estudio de la competencia y de la propia viabilidad de tu negocio
  • El ámbito del marketing

Nuestra recomendación es que tu proveedor de maquinaria te apoye en todo este proceso y por este motivo, con Girbau existe la posibilidad de ofrecer este servicio de asesoramiento a nuestros clientes.


Ubicación


La ubicación es uno de los principales factores de éxito de una lavandería. La ubicación es mucho más que encontrar un local libre o con espacio suficiente para montar todo lo necesario. Por lo tanto, previamente a decidir dónde ubicar el negocio, es realmente importante desarrollar un estudio de mercado en el que se valoren los siguientes puntos:

  1. La densidad de tráfico de personas y vehículos. Lo ideal es que la lavandería se encuentre en una zona donde haya un paso de unas 50 personas cada 5 minutos como media entre los viandantes y vehículos.
  2. Alta densidad de población: al igual que en el punto anterior, el hecho de situar la lavandería en un barrio con mucha población siempre es un punto a favor. Sin embargo, no solo es importante que haya mucha población sino también sus características puesto que el rango de edad, la posición socioeconómica o el estilo de vida son algunas de las variables que van a definir a tu público objetivo.
  3. Aparcamiento: parece algo lógico, pero en muchas ocasiones se pasa por alto y no todos los clientes pueden ir andando por temas de distancia o peso, por tanto que exista una zona cercana donde se pueda aparcar con facilidad es un punto muy a favor.
  4. Zona segura y limpia: esto es algo importante para todos los negocios y en el caso de las lavanderías autoservicio no podía ser de otra forma. El cliente debe sentirse seguro de dejar su ropa lavando y poder irse a realizar otra actividad o de quedarse en la lavandería sin tener ningún tipo de temor. .
  5. Acera ancha: otra de las claves que podemos observar simplemente como peatones. Las aceras anchas son más transitadas y dan más visibilidad a la parte visual: letreros, vinilos, cartelería...
  6. Situación: en cuanto a la visibilidad del negocio hay algunos aspectos clave. Un local en una esquina siempre tiene mayor visibilidad puesto que el público puede verse impactado en diferentes calles y desde diferentes ángulos.
  7. Accesibilidad: evitar las escaleras o los locales en plantas que no sean bajos porque suponen barreras para la clientela.

Es cierto que estas características son, principalmente, aplicables a locales a pie de calle. Sin embargo, otras ubicaciones también pueden ser igual de exitosas como por ejemplo en centros comerciales, gasolineras, campings, supermercados, hoteles... En cada caso se debe hacer hincapié en unos u otros puntos para realizar con éxito el proceso


Local


planos de local para lavandería autoservicio

En consonancia con el punto anterior, a la hora de elegir el local hay que tener todos esos factores, pero también otros más relacionados con el aspecto visual, el interior del espacio y si se alquila o se compra dicho espacio.

Las dimensiones de este tipo de locales suelen variar entre 40 y 80 metros cuadrados y esto será clave a la hora de analizar cuánto se va a pagar por la compra o alquiler. Por ejemplo, podemos fijar un alquiler orientativo de 700€ para un espacio de 60 m2 o de 900€ para 80m2.
Estos datos son variables puesto que todo depende de la zona, la ciudad y el número de clientes potenciales.

A nivel de rentabilidad, lo más recomendable es contratar un alquiler a largo plazo (a partir de 10 años) o adquirir el local en propiedad.

Además de este tema más económico, se deben tener en cuenta otras cuestiones como:

  • Contar con una salida de humos o vapor.
  • Implementar instalaciones como desagüe, electricidad, agua corriente o gas.
  • Tener la posibilidad de colocar indicaciones o señales en la calle.
  • Emplear cristales en la fachada que faciliten la visión del interior desde la calle.
  • El local debe adaptarse al público objetivo al que se quiere atraer.
  • Estar bien ubicado y situado (preferiblemente en una esquina y en aceras grandes de en torno a 3 metros y medio de ancho) y aportar una fácil accesibilidad.

Análisis competencia


A la hora de aventurarse en un nuevo negocio son básicas las ganas y la ilusión, pero también lo es tener conciencia y conocimiento de la competencia a la que habrá que hacer frente.

Para conocer a la competencia es básico realizar un benchmarking o análisis de los competidores.
Qué servicios ofertan, cómo son sus locales, qué valor añadido ofrecen, cómo es su comunicación, a qué público objetivo se dirigen, en qué zona están situados, cuáles son sus precios o las dimensiones del local son algunos de los puntos que hay que tener en cuenta para ver qué funciona y qué no o en qué podemos ser mejores.

En la actualidad, el ratio medio o situación ideal establecería una lavandería cada 5.000 a 15.000 habitantes. Más allá de esa idoneidad que no se ha alcanzado aún, sí tendremos que estar seguros que la situación del local no ocupa una zona ya abarcada por otra lavandería más asentada o si es así, procurar hacer un buen estudio previo para estar seguros que nuestras condiciones serán mucho mejores y atractivas.

Además de lo comentado, siempre aporta valor visitar in situ otras lavanderías autoservicio para conocer de primera mano su funcionamiento, la maquinaria que usan, los servicios que ofertan, la zona donde están ubicadas o incluso el perfil de la mayoría de sus clientes.

Todo esto puede sonar muy confuso y complicado, pero existen opciones de trabajar con especialistas en el sector y con amplia experiencia en realizar análisis de la competencia. Este es nuestro caso en Girbau donde como proveedores de equipamiento de lavandería podemos ofrecer este servicio de benchmark de la competencia en el que llevamos trabajando y mejorando mucho tiempo.

¿En qué consiste? En primer lugar se seleccionan una serie de competidores en los que fijarse y, por tanto, analizar. A continuación, establecemos una serie de variables de gran relevancia y las estudiamos de forma individual en cada lavandería competidora de manera que vamos a tener una visión global y comparativa de tu principal competencia y, por ende, una información de mucho valor para tu negocio.


Estudio Viabilidad


Emprendedora realizando un estudio de viabilidad de una lavandería autoservicio

Antes de lanzarse a la piscina, debemos asegurarnos que tiene agua y para ello no hay mejor forma que realizar un estudio de viabilidad del negocio. En los 4 puntos anteriores ya hemos descubierto algunas buenas prácticas para conseguir ser viables, pero hay que dar un paso más y ver en cifras qué opciones se tienen.

Los precios a marcar, el número y tipo de maquinaria a comprar o el número de clientes estimados son la base para realizar una estimación.

Además, para realizar este estudio de viabilidad hay que considerar los costes que se van a tener (tanto fijos como variables) así como los ingresos previstos en función del número de clientes estimado, los precios marcados o los servicios ofrecidos.


Costes


Inversión inicial
Costes variables mensuales
Costes fijos mensuales
  • Maquinaria (hay que tener en cuenta el mayor
    o menor consumo en función del modelo
    de lavadoras y secadoras empleadas)
  • Central de pago (opcional)
  • Otros equipamientos
  • Instalaciones y acondicionamiento local
  • Mobiliario, rotulación, decoración
  • Proyectos y licencias
  • La unidad de medida empleada es el coste
    ciclo, es decir, el coste por lavado y secado.
  • Electricidad
  • Agua
  • Gas (Algunas máquinas lo utilizan)
  • Detergente
  • Alquiler
  • Limpieza
  • Persona (opcional)
  • Cuota autónomo
  • Publicidad (opcional)
  • Electricidad (excluyendo máquinas)
  • Seguro
  • Asesoría, gestoría (opcional)
  • Otros (ej: wifi)
  • Mantenimiento Máquinas

Ingresos


Cálculo de ingresos y costes de luna lavandería autoservicio

Los ingresos se evaluarán a través del nivel de actividad prevista: estimando la facturación en función del volumen de clientes, precio del ciclo y otros servicios ofrecidos.

En Girbau tenemos una amplia experiencia en la realización de estudios de viabilidad que te ofrezcan una información de gran valor y establezcan si tu negocio será rentable.


Plano de dimensionado y distribución


Distribución de máquinas en lavandería autoservicio

Una vez adquirido el local, comienza un momento clave, cómo distribuir los elementos para conseguir el mayor aprovechamiento del espacio, pero también otros aspectos como crear un ambiente agradable y una sensación de confort para los clientes.

Por ello, la distribución es importante y en el Departamento de proyectos Girbau te ayudamos a realizarla de la manera más óptima evitando problemas durante la ejecución del proyecto y minimizando, de esta forma, posibles inconvenientes que impidan una correcta instalación, puesta en marcha o funcionamiento del equipo adquirido.


Presupuesto y elección de las máquinas


Hemos realizado muchos pasos y cada vez estás más cerca de ser emprendedor, tener tu propio negocio tal y como deseas y empezar a obtener beneficios, pero antes de todo esto hay que elegir el equipo técnico. La elección de las lavadoras y secadoras no es superflua puesto que influirá, entre otras cosas, en el tiempo de los clientes, el número de ciclos realizados en un período de tiempo, el consumo (agua, gas, electricidad) y, cómo no, la rentabilidad.

Por tanto, ¿qué tipo de maquinaria recomendamos desde Girbau? Pues lo más idóneo es adquirir máquinas siempre flotantes o de alto centrifugado porque con menos tiempo los clientes lavan y secan, haces más ciclos y la lavandería obtiene más rentabilidad. En el momento de elegir hay que fijarse en características como:

Diferentes tipos de máquinas para lavandería autoservicio

Lavadoras rígidas o flotantes.

La principal diferencia entre ambas es que las rígidas no tienen amortiguación interna y, por tanto, deben ir ancladas al suelo para que su fuerza de extracción sea transmitida al mismo y no la absorba el equipo.

En el caso de las flotantes, tienen la capacidad de absorber su acción mecánica gracias a su amortiguación interna. Por este motivo, las flotantes pueden instalarse en cualquier planta mientras que las rígidas solo se deben situar en plantas bajas e ir ancladas al suelo puesto que en plantas superiores podrían producir daños en la estructura del edificio.

Capacidad de kg.

La carga máxima que puede soportar tu equipo será una variable a tener en cuenta puesto que establecerá cuánta ropa podrá lavarse y secarse en un ciclo.
Si la capacidad es demasiado baja, puede que la rentabilidad y el servicio se vea mermado.

Consumo y concepto eco-friendly.

El consumo de agua (principalmente) y el consumo eléctrico son aspectos básicos para decidir entre una aparato u otro. El concepto eco-friendly hace referencia a desarrollar la actividad de manera respetuosa con el medio ambiente, por ejemplo usando de manera más eficiente el agua y la electricidad o evitando el uso de productos muy contaminantes sustituyéndolos por otros ecológicos que respetan la piel y el entorno.

Programas (desinfección, lavado express, etc).

Ofrecer tanto múltiples programas específicos como dar la opción al cliente de elegir y “diseñar" su propio programa en función de sus necesidades.


Diseño de proyecto y dimensionado de suministros


Diseño de proyecto y dimensionado de suministros para lavandería autoservicio

En función de la maquinaria comprada se necesitarán unos requerimientos de instalación y los planos de suministros o la disposición del local puede variar considerablemente.

Por este motivo, es muy importante diseñar el local de forma óptima y adaptada a la maquinaria adquirida y los espacios que se quieren disponer. Es importante tener muy claro esta colocación de los elementos porque en el caso de que se deban hacer reformas o implementar alguna instalación, estas se verán afectadas por la situación del mobiliario y equipos. Hablamos de actividades de obra como la albañilería, fontanería, instalación eléctrica...

El departamento de proyecto de Girbau le presta especial atención a esta etapa dada su importancia y crea los planos de las instalaciones para conseguir la optimización de los espacios.


Instalaciones


Cuando llega la hora de instalar la maquinaria quiere decir que ya estamos muy cerca de conseguir sacar adelante el proyecto. Lo más recomendable es que tu proveedor (como hacemos en Girbau) te recomiende un especialista o especialistas en instalaciones eléctricas, carpintería, albañilería, diseño de interiores, fontanería, etc.


Licencias y permisos


Seguro que a este apartado no querías llegar porque suele ser una etapa que lleva a momentos de preocupación e, incluso en algunas ocasiones, desesperación, pero no debes permitir que esto te quite la ilusión y las ganas. El mundo de las licencias es bastante amplio y ambiguo puesto que existen diferentes tipologías locales, autonómicas y nacionales. Por lo tanto, este proceso puede ser un poco largo y lo ideal es ayudarte de una asesoría especializada para tener todo en regla y no sufrir imprevistos o posibles sanciones.

Algunos de los requerimientos con los que te encontrarás son los siguientes:

  • Licencia de obras.
  • Plan contra incendios.
  • Alta en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y en el IVA. Declaración censal de inicio de actividad.
  • Obtención del CIF.
  • Inscripción de la sociedad en el registro mercantil.
  • Licencia municipal de apertura.

Obras


Pintor en lavandería autoservicio

La siguiente etapa es empezar a plasmar en la realidad todo el trabajo y la ilusión depositadas en el proyecto creado y gestionado hasta ahora.

Tener claro lo visto en el apartado del plan de dimensionado y distribución es clave en este momento al igual que saber qué sensación se quiere aportar a la clientela con el ambiente creado y en este punto, son claves los detalles como la iluminación, el hilo musical o la distribución de los elementos dentro del local.


Elegir señalética, decoración e imagen corporativa.


La imagen de tu empresa (tu marca) es muy importante y debe comunicar lo que tú quieres mostrar. Para ello hay que tener en cuenta ciertos aspectos principales como la decoración interior y exterior, la señalética y la marca en el sentido de logotipo, tipografía, colores... TODO comunica y todo conecta con tu público.

Decoración e interiorismo

Debes decidir qué tipo de decoración y estilo darle a la lavandería (premium, low cost, vintage, moderno...). Hay que tener en cuenta que este estilo debe ir en consonancia a los precios, propuesta de valor y comunicación realizada, entre otras cosas.

Estilo de marca

El logotipo, la tipografía y los colores son aspectos que el público debe recordar y asociarlos a tu lavandería de manera automática. Por este motivo, si el diseño de tu lavandería es de corte vintage, tu logo no debería ser muy modernista porque esa asociación entre logo y local se rompería.

Señalética

Este apartado es en el que le vas a dar la información necesaria al cliente para que pueda usar la lavandería sin ningún tipo de problema o duda.

Instrucciones de uso

Numeración de lavadoras y secadoras, peso máximo, precios…
Instrucciones y pictogramas de uso de lavandería autoservicio

Indicación de la zona de lavado y la de secado.

Especificar si existe una zona dedicada a ropa de mascotas o deportiva.

Información sobre el método de pago

Central de pago, tarjeta de crédito/débito...

Normativa de uso de la maquinaria.

Información extra.

La señalética debe expresarse de forma clara y sencilla para que se entienda a la perfección.


Marketing y promoción


El marketing va a ayudar a unificar y mantener la coherencia y consonancia entre todos los elementos y acciones que se pongan en marcha. Lo ideal es elaborar un plan de marketing donde se contemple la estrategia que se va a realizar para el negocio y asegurarse de que sea coherente con la imagen de marca que se quiere conseguir y el público al que va a ir dirigida.

La estrategia de marketing también tiene que establecer los puntos fuertes o ventajas competitivas que van a diferenciar tu lavandería de otras existentes en el mercado. Algo así como qué tienes tú que no tenga la competencia. En el plan de marketing se deben marcar unos objetivos tanto cuantitativos como cualitativos, el presupuesto destinado a acciones de marketing y la propuesta de valor que se va a ofrecer al cliente para destacar ( precio, horarios, ambiente, servicios añadidos, calidad...)

El plan de marketing también debe tratar la rama de comunicación, promoción y ventas así como marcar de manera continuada en el tiempo las acciones y eventos que ayuden a aumentar la visibilidad del negocio y el número de clientes.

Página web de lavandería autoservicio

Algunas acciones que se podrían implementar son:

  • Desarrollo de página web.
  • Creación de perfiles en redes sociales.
  • Evento creativo de apertura.
  • Publicidad en los medios donde se mueve tu público (prensa local, publicidad segmentada en redes...)
  • Flyers y buzoneo.

Mediante el marketing se consigue una coherencia en todas las acciones (sean del tipo que sean) realizadas, consiguiendo crear una imagen de marca y un posicionamiento en el mercado y en la mente del público.

Todo esto puede ser un proceso apasionante, pero complicado y puede ser muy efectivo contar con los servicios de una agencia de marketing.


Puesta en marcha de las máquinas


Persona cargando lavadora en lavandería autoservicio

Tras todo este largo camino, estás tocando tu sueño con los dedos y solo falta tenerlo todo a punto.

En el caso de la instalación y puesta a punto de la maquinaria, debe ser tu proveedor (tal y como hacemos en Girbau) el que deje instaladas y preparadas para su uso.


Abrir lavandería


Interior de lavandería autoservicio elegante

Y ya en la meta, puedes abrir tu lavandería con todo listo para empezar a ganar dinero y a hacer realidad tu sueño de emprender.

Eso sí, ponle un toque creativo para promocionar la apertura, atraer a la gente y arrancar con buen pie.

Hemos visto paso a paso el proceso para montar una lavandería autoservicio, pero para terminar vamos a afinar incluso un poco más.

Usuario de lavandería autoservicio

Factores clave


El éxito de una lavandería depende de numerosos factores como todos los negocios, pero algunos de ellos son clave para incrementar las probabilidades de triunfar.

Buscar el máximo y tener una proyección ambiciosa (sin excederse ni volverse loco) son aspectos que, junto a los siguientes, serán fundamentales para alcanzar el tan deseado éxito:

Ubicación

Estar situados en una acera ancha, en una esquina si es posible, con grandes ventanales que muestren el interior y en una zona con alta densidad de población y tráfico (tanto de personas como de vehículos) es crucial, así como tener aparcamientos cercanos.

Estrategia

No se puede decidir abrir una lavandería autoservicio sin un plan, una estrategia que establezca cómo realizar las cosas con coherencia y buscando la rentabilidad.

Implicación

Por último, pero no menos importante, es tu implicación en el negocio, tener ilusión, ser activo en las propuestas y mejoras, conocer el sector y el público y trabajar para ofrecer ventajas con respecto a la competencia. Es tu negocio, échale pasión.


Servicios de valor añadido


La propuesta de valor de tu lavandería autoservicio debe ir enfocada a la satisfacción de tu clientela, del público objetivo al que va dirigida. Por esta razón, los servicios de valor añadido deben ir en consonancia al tipo de público.

Entre los servicios que aportan un valor añadido podemos encontrar muchas opciones, algunas más comunes y otras más innovadoras.

Las máquinas para vender servicios extra de forma automática, algo conocido como KIT Profit Plus donde puedes ofrecer más tiempo de lavado, centrifugado o aclarado extra... pueden reportar importantes ingresos al igual que las máquinas de vending tanto para productos alimenticios y bebidas como los relacionados con la limpieza o el envasado al vacío.

También se puede dedicar una zona de la lavandería al ocio para amenizar la espera de los clientes o incluso para atraerlos. Zonas de biblioteca, con cargadores para móviles, wifi o prensa son solo algunos ejemplos.

Por otra parte, también puedes incrementar tus servicios ofreciendo una zona o programas exclusivos para ropa de mascotas y/o deportistas así como contratar empleados para incluir la plancha y costura al conjunto de servicios.

El Drop off o la recogida y entrega a domicilio son otros ejemplos dentro del abanico de servicios para mejorar la experiencia del cliente y satisfacer sus necesidades, en definitiva, aportar valor añadido a tu lavandería autoservicio.


Casos de éxito


Por último y para rematar e incrementar, si hiciera falta, tu ilusión te vamos a mostrar algunos casos de lavanderías autoservicio que han alcanzado el éxito confiando en Girbau.


Laia Mata - La Bugui Autoservei (Terrasa)


Nacho Isamat - Bugaderia Lavabe (Cornellà de Llobregat)

Como has visto, el proceso de desarrollo y lanzamiento de una lavandería autoservicio tiene numerosas etapas que cubrir, todas ellas de gran importancia. A lo largo del camino tendrás que poner tu esfuerzo y rodearte de los mejores asesores para alcanzar la meta de manera satisfactoria.

Con pasión, ilusión y confiando en los mejores profesionales, el éxito estará mucho más cerca.

En Girbau, como referentes tecnológicos y del sector, no actuamos como proveedores de los equipos y maquinaria necesarios, sino que tenemos un equipo de expertos con amplia experiencia para aportar asesoramiento y acompañamiento durante todo el transcurso de puesta en marcha de tu lavandería autoservicio, creando una relación duradera y de confianza y evitándote la búsqueda de diferentes asesores y el consecuente coste económico y temporal que este hecho supone.

Abre tu lavandería autoservicio

Usamos cookies para asegurarnos de brindarle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que lo acepta.